Conviértete en Olé Vendedora
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Nuestro origen

¿DÓNDE Y CÓMO NACIÓ OLÉ CAPILAR?

La bendición de tener esta hermosa empresa de productos capilares está acreditada 100% a nuestros hijos Pedro y Pablo; ellos fueron los que sembraron en nosotros ese granito, esa espinita que nos motivaba a salir adelante y luchar por todos esos sueños que como familia teníamos en conjunto.

Manuela: Desde muy pequeña como mujer amaba cuidar mi cabello, hacía mascarillas, todas las habidas y por haber, experimentaba con mezclas; inclusive, hacía mis propias formulaciones de shampoo (claro está, las caseras). Así, que el gusto por el cuidado capilar está en mi esencia.

Juan Pablo: Desde que nos conocimos e iniciamos con nuestra historia, experimenté todas sus mascarillas, todas sus recetas y formulaciones, el cuidado capilar me gusta y más ver que una mujer cuida su cabello, pues siempre lo he visto como su carta de presentación.

Nuestro proyecto inició cuando nuestro hijo Pablo nació, teníamos en ese momento la necesidad de construir con acelere esta empresa de productos capilares ya que había nacido nuestro primer motivo. Siempre hemos sido emprendedores, visualizando que es fundamental tener un equilibrio entre el tiempo que le dedicas a tu familia, a tu trabajo, y a tu espíritu. Nuestro proyecto capilar se encontraba en formación; mientras seguíamos con nuestra empresa actual de zapatos, la cual también amamos y a la que le debemos gran parte de lo que hoy en día es Olé Capilar.  Soñábamos con unas formulaciones muy perfectas, muy artesanales, muy frutales y con aromas inolvidables, mezclando todas las frutas colombianas, casi como preparando una comida desde la cocina de tu casa, logrando encontrar los extractos frutales más conocidos en el mercado comestible, pero incorporados dentro de los beneficios capilares. Así, que iniciamos nuestro propio laboratorio y empezamos nuestras investigaciones, empezamos a mezclar, y llegó nuestra segunda bendición: Pedro, nuestro segundo hijo, quien nos reforzó mucho más la idea que teníamos en mente, de que si se podía y que teníamos los motivos suficientes para que esta empresa saliera adelante.

Nuestro primer producto lanzado fue nuestro acondicionador de algodón y coco. En ese momento sentimos miedo, si, y más porque lanzamos nuestro primer producto en medio de una pandemia, donde las prioridades no estaban en formar una empresa, sin embargo, cerramos nuestros ojos, pedimos autorización a Dios e iniciamos nuestro proyecto en marzo de 2020.

¡Hoy entendimos que fue nuestra mejor decisión, nunca pensamos dos veces y siempre nos centramos en los resultados, nunca en los obstáculos; siempre miramos hacia adelante con claridad y por eso hoy nos sentimos firmes, sólidos y unidos!

Desde el primer día, las ventas, las vendedoras incorporadas e interesadas en tan solo un producto empezaron a llegar; se convirtió en un motor, fue como gasolina, pues estaba la necesidad de crear más y más productos que cubrieran todas las necesidades capilares que a diario nos llegaban.

Todo esto fue una fuente de inspiración para crear productos realmente beneficiosos y experimentalmente deliciosos. Nuestros principales retos son seguir consolidando nuestra empresa como una de las mejores empresas capilares colombianas del mercado, incorporar aproximadamente 800 vendedoras más en al país, iniciar un proyecto de expansión internacional y ayudar a muchas mamás que buscan ingresos a través de un trabajo que les guste ejercer.

Así que: ¡Siempre serás BIENVENIDA a olé capilar, eres BIENVENIDA a nuestra familia!

Nuestro equipo Olé Capilar